sabeusted.png

¿Cuales son los Beneficios de la Auditoría Voluntaria?

Someter las Cuentas Anuales de una compañía a auditoría externa, de manera voluntaria,

supone obtener un reconocimiento de fiabilidad sobre la información presentada y la constatación por un tercero de un trabajo bien hecho y, en consecuencia, de una gestión bien llevada.

 

Esta forma de actuar minimiza el riesgo que, como administrador, asume quien dirige o regenta una empresa.

De la misma forma que los gstores de una compañía, los socios que desempeñan la labor de dirección de la Sociedad, precisan constatar y ratificar su actuación frente de la empresa.

No existe mejor garantía sobre un trabajo bien hecho que la opinión favorable de un profesional independiente.

La verificación por un profesional externo de los datos económicos y de la gestión que realizan y presentan los administradores en las Cuentas Anuales y la opinión profesional que a ellos les merezca es la mejor garantía y comporta la tranquilidad para quienes tienen intereses en la sociedad.

Una buena presentación o unos buenos resultados económicos no tienen por qué ser dogma de fe.

Los riesgos, actualmente, tratan de minimizarse en la medida de los posible. Una buena cuenta de resultados o un balance saneado puede ser una garantía. Pero si estos datos no están sometidos a un control independiente, nadie puede garantizar su bondad. Cada día, los proveedores de bienes y servicios se vuelven más rigurosos en el cumplimiento de esos objetivos.